Caso Diana Quer: Cronología y resolución del caso. Análisis de la causa de la muerte

EDITADO: He añadido al final del post un vídeo-resumen realizado por RTVE que cuenta en bastante detalle la resolución policial del caso pero desde un punto de vista más cinematográfico orientado a todos los públicos y obviando los términos más técnicos.


El caso de la desaparición de Diana Quer es un caso que, por motivos varios, me interesó desde el principio. Es por ello que decidí seguirlo desde aquella noche del 22 de agosto de 2016.

Antes que nada, mencionar que el post será largo ya que intentaré abordar los siguientes apartados:

  • Cronología del caso
  • Análisis de la causa del secuestro y homicidio
  • Resolución policial
  • Resumen: Detalles de los días más importantes desde la desaparición hasta el resultado de la autopsia

Todo ello acompañado de imágenes y vídeos propios de la investigación que ayuden a ponerse en situación.

Empezamos.

Cronología del caso

Para ponernos en situación comenzaré explicando un poco cómo ocurrieron los hechos:

Era un día como otro cualquiera a finales de verano de 2016. Concretamente era día 21 de agosto cuando Diana sale de su casa y se dirige a las fiestas de A Pobra do Caramiñal (Galicia). Lo que no sabía es que no volvería a ella jamás.

Diana disfrutó de las fiestas del pueblo como cualquier otra persona que pudiese estar allí, hasta que llegó la hora de marcharse de vuelta a casa ya que se hacía tarde. Eran cerca de las 2:15 de la madrugada cuando Diana emprende el camino de regreso a su casa. Diana decide irse sola andando a su casa situada a unos 15-20 minutos de donde eran las fiestas.

Cuando ya está llegando a la casa (cerca de las 2:42) pasa por una calle que no tenía muy buena iluminación y en la que no había nadie según pensó ella. Aunque eso no es del todo cierto ya que, llegando al final de la calle escuchó como alguien la llamaba, le decía “morena, ven aquí”. Diana sintió miedo (como es obvio) y rápidamente se lo contó a un amigo suyo (que se encontraba en aquel momento en Madrid) a través de WhatsApp.

Ese fue el último WhatsApp que mandó Diana Quer y también la única pista que se tuvo de ella hasta pasados unos meses después de su desaparición.

Todo lo que ocurrió después, aún con el caso resuelto y el autor confeso de los hechos en la cárcel, sigue siendo un misterio a día de hoy ya que Jose Enrique Abuin (también conocido como “El Chicle”), autor confeso de lo ocurrido, no lo ha contado aún. O, al menos, no entero.

Este señor llevaba en el punto de mira de los investigadores de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil desde noviembre de 2016 y figuraba ya como principal sospechoso ya que su teléfono móvil figuraba en los registros de las antenas de telefonía de la zona en el día de la desaparición junto al de Diana. Los dos móviles dan señal uno junto al otro durante 16 minutos exactamente cuando llegan al puente que cruza la ría de Arousa en Taragoña, lugar exacto donde un mariscador encontró el teléfono de Diana (un iPhone 6 de color blanco) sumergido en la ría en octubre de 2016.

En su recorrido hasta Rianxo con Diana a bordo de su coche (un Alfa Romeo de color gris y de matrícula antígua), el Chicle pasó por una gasolinera. En esta gasolinera el coche del Chicle es grabado por las cámaras de vigilancia con Diana dentro aunque por temas de baja luminosidad, no se puede identificar bien el vehículo ni sus ocupantes. En la grabación tanto de la carretera como de la gasolinera sólo se ven focos de luz (provenientes de los faros del coche). Más adelante comentaremos en más detalle el papel crucial que jugó esta grabación de mala calidad en la resolución del caso.

A estas alturas del recorrido es cuando se le pierde la pista a este señor y a Diana. Las condiciones de luz son las principales causas que prolongaron la investigación ya que, hasta ahora “el Chicle” ya había cometido varios errores graves que le delatan. Esto lo menciono porque él le dijo a la Guardia Civil cuando lo cogieron que él se consideraba a si mismo un “experto criminal” cosa que también choca bastante porque podría implicarle en bastantes más delitos. Pero no es mi intención meterme en ese tema.

A estas alturas de la investigación (noviembre de 2016) ya se tiene certeza de que es el. Las cosas que  no se saben son: dónde está Diana, qué pasó con ella, la intencionalidad del secuestro, la marca y el modelo de vehículo que se llevó a Diana (porque algo que sí estaba claro es que Diana no se había ido por voluntad propia y que se la habían llevado en coche ya que es la única forma de trasladarse tan rápido desde Puebla del Caramiñal hasta Taragoña).

El día 19 de abril de 2017, el juez instructor archiva el caso ante la falta de avances en la investigación. Aunque se tenía puesto el foco sobre el Chicle, fue imposible obtener ninguna prueba concluyente más de él debido a que no presentaba ninguna actitud sospechosa. Lo único que podía inducir en algo era que en determinadas ocasiones iba alardeando que conocía detalles sobre el paradero de Diana Quer aunque nunca llegó a decir nada más, simplemente lo decía para alimentar su ego y generar malestar entre las personas que le rodeaban. Esto no se pudo tratar como prueba en su día ni puede ser tratado como tal nunca ya que, como bien sabemos todos, la mejor forma de mentir sin riesgo a ser descubierto es decir la verdad.

Por tanto a efectos judiciales siguen faltando pistas para inculpar a Abuin por lo que la investigación continua. En julio de 2017 se consigue acceder al contenido del iPhone de Diana encontrado en la ría (mediante la técnica NAND Mirroring como ya comenté en el anterior post). Se quiso acceder al móvil ya que se pensó en un primer momento que pudiera contener imágenes del secuestrador o alguna otra pista que sirviese para esclarecer el caso pero esto no fue así y solamente se encontraron datos que verificaban y corroboraban lo que ya se sabía: el recorrido de Diana en el coche del Chicle.

A pesar de que el caso estuviese archivado, los investigadores de la UCO nunca dejaron de buscar. Hasta que, meses después y sin siquiera haber tenido noticias de la investigación, el día 29 de diciembre conocimos esta noticia:

Enlace a la noticia

Abuin habría cometido otro error y esta vez ya era el error definitivo. El error que cometió el Chicle fue pensar que, al haber pasado tanto tiempo de la última vez que vio noticias de este caso en la prensa y en la TV, la Guardia Civil ya se había olvidado de él. Esto desde el punto de vista de la lógica y el sentido común es una aberración que unos investigadores puedan ‘olvidarse’ del principal sospechoso de la desaparición que están investigando. Pero desde el punto de vista de la mente de un criminal parece que esto tiene sentido.

Abuin, que tenía antecedentes de agresión sexual a su cuñada, se dejó llevar por su instinto primitivo de depredador sexual y, el día de Nochebuena, se coló en una discoteca en Boiro y, sin éxito, intento convencer a tres chicas jóvenes para que se fuesen con él. Al ver este intento frustrado, lo intentó de nuevo pero esta vez con más ganas. Cogió su coche y dio un par de vueltas a la manzana hasta que localizó a su siguiente presa, una chica de unos 28-30 años pero con apariencia de adolescente de 19.

El Chicle se baja de su coche e intenta quitarle el móvil a esta chica y meterla en el maletero del vehículo. Pero esta chica opone resistencia y grita pidiendo ayuda. Cuando ya estaba dentro del maletero, con tan solo una pierna fuera, dos chicos acuden a ayudarla y consiguen frustrar el intento de secuestro y sacar a la chica del maletero.

El Chicle, viendo que no tiene posibilidades de nada, se mete en su coche y se va. Pero en lo que tarda este en irse, la chica se queda con la matrícula del vehículo.

Fuente del vídeo: Antena 3

Directamente después será uno de los chicos quien presente la denuncia en comisaría. La chica aporta los datos de la matrícula del vehículo del Chicle y le describe físicamente, lo que permite a la Guardia Civil detenerle.

Enlace a la noticia

Recordamos que la Guardia Civil a estas alturas de la investigación tiene la total certeza de que él es el autor material de la desaparición de la joven madrileña Diana Quer, por tanto se le vuelve a preguntar por el caso (Abuin ya fue interrogado meses atrás) pero esta vez con todas las pruebas sobre la mesa y se le advierte de que su mujer ya no le da cobertura a su coartada al descubrir esta que Abuin le había mentido para que dijera a los investigadores que la noche de la desaparición de Diana ambos estuvieron robando gasolina en varios pueblos de la zona.

Ante esta situación, Abuin se viene abajo y confiesa que aquella noche del 22 de agosto de 2016 secuestró, maniató y estranguló a Diana Quer ante la fuerte oposición que la joven opuso al intento de agresión sexual del criminal. Abuin también confesa dónde escondió el cuerpo de la joven e incluso acompaño a los investigadores hasta el lugar.

Aunque a estas alturas el caso ya se podría considerar resuelto, la realidad es que no es así. Aún faltan bastantes incógnitas por desvelar como ¿cuándo, dónde y porqué mató Abuin a Diana?, ¿Hubo o no agresión sexual? o ¿Cuál es la causa que lleva a El Chicle a querer acabar con la vida de una chica tan joven?

Los investigadores de la UCO que se encargaron de la investigación, ofrecieron el día 2 de enero una rueda de prensa de manera pública para relatar cómo resolvieron este caso tan complicado. Dejo por aquí la grabación de la misma para quien le pueda interesar:

Análisis de la causa del secuestro

Recientemente he llevado a cabo una encuesta a través de redes sociales en la que he preguntado cuál creía la gente que fue la causa principal que llevó a El Chicle a secuestrar a Diana. Si bien la inmensa mayoría de la gente que ha estado al tanto del caso me ha respondido que para ellos este señor tenía algún tipo de trastorno psicológico, yo me he atrevido a indagar más en el asunto ya que, como ya he mencionado, este caso me ha atraído desde el primer momento.

Antes que nada mencionar que Jose Enrique Abuin tiene antecedentes por agresión sexual a su cuñada cuando esta tenía 17 años. La víctima lo denunció pero ante la falta de pruebas su familia no la creyó y acabó retirando la denuncia.

Teniendo esto en cuenta y sabiendo también que todos sus intentos de secuestro son a chicas de apariencia muy joven, podemos afirmar desde un punto de vista psicológico que el secuestro de Diana Quer fue causado por un trastorno como la efebofilia.

La efebofilia es un trastorno por el que hombres adultos se excitan o sienten atracción sexual por chicas adolescentes (o de apariencia muy joven) con frecuencia como resultado de una emoción no del todo desarrollada en el periodo de la infancia/adolescencia.

Desde este punto de vista y dado que no tengo el placer de conocer a este criminal, no tengo la información suficiente como para estar en la posición de determinar de manera exacta la causa de este posible trastorno psicosexual sufrido por el atacante.

Este trastorno podría explicar, en cierta medida, porqué las victimas del El Chicle siempre son adolescentes o de apariencia muy joven. La primera víctima conocida públicamente de este señor fue su cuñada. El delito ocurrió cuando la víctima tenía tan solo 17 años. La segunda víctima conocida públicamente sería Diana Quer, de 18 años; y la tercera sería la chica de Boiro que mencioné antes que intentó secuestrar y cuyo nombre no ha trascendido públicamente. Esta chica tendría entre 28 y 30 años pero tiene apariencia muy joven.

Es verdad que la tercera chica no la podemos contar como tal ya que no llegó a recibir agresión sexual por parte del delincuente pero sí podemos afirmar plenamente que tenía la intención de hacerlo. Esto lo podemos afirmar ya que el modus operandi del Chicle cuando intenta secuestrar a esta chica es exactamente el mismo que utilizó con Diana y con su cuñada antes: amenaza verbal y con arma blanca, robo de teléfono móvil, secuestro con vehículo (cabe destacar que incluso ha sido posible determinar que en todas y cada una de las situaciones de secuestro, en todas ellas utiliza el mismo vehículo), traslado a sitio aislado (en el caso de su cuñada, en un descampado detrás de una casa. En el caso de Diana, en una nave de una fábrica de muebles abandonada) y violación.

Fuente del vídeo | Antena 3

Para concluir este apartado no podemos olvidar mencionar que es evidente que el Chicle padece además un gran problema psicoempático que es el gran causante de toda la criminalidad de los delitos que este señor ha cometido. Es muy común en la mente criminal el no-sentimiento de culpa y falta de humanidad que lleva a este hombre, como a tantos otros a, ante la imposibilidad de conseguir aquello que busca (en este caso, agredir sexualmente a Diana), apostar antes por cometer un homicidio y tener la posibilidad de volver a intentarlo con otra chica antes que ir a la cárcel por unos pocos años.

Hago énfasis en el “pocos años” ya que la pena de cárcel que se aplica en España ante casos así, a mi parecer es muy baja comparada con la gravedad del/ de los delito(s) cometido(s).

Resolución policial (#ModoHistoriaOn)

En la resolución de este caso han jugado papeles esenciales por un lado el teléfono móvil de Diana (un iPhone 6 color blanco) y por otro lado una cámara de seguridad de bajo rendimiento de una gasolinera en medio de la carretera AG-11 a las afueras de A Pobra do Caramiñal (A Coruña, Galicia).

Según ha revelado la propia Guardia Civil, una de las primeras pistas claves para la identificación del sospechoso fue el cotejamiento de los datos proporcionados por la triangulación efectuada por los investigadores sobre las antenas de telefonía de la zona. En una de las antenas, concretamente la estación base que se sitúa en el acceso a la autopista AG-11, recoge una petición de conexión del móvil de Diana exactamente a las 2:51:36 de la madrugada del 22 de agosto. A partir de entonces los investigadores ya saben por dónde salió el coche que llevaba a Diana en su interior, por tanto, las investigaciones se centran en esa carretera.

Los agentes rastrearon las diez cámaras de control que tiene la carretera en busca del rastro de la joven. Nada. Pero cayeron en la cuenta de una cosa: la estación de servicio Repsol que había en la misma zona (a 200 metros de la rotonda que da acceso al polígono industrial de A Tomada) también tenía cámaras. Una de ellas, ubicada sobre los aseos para minusválidos de la estación de servicio, enfocaba también en parte a la carretera sobre la que se centraban las investigaciones.

Solo un coche fue grabado esa noche en un tiempo compatible. Un único vehículo del que se podía distinguir solamente un haz de luz. Un solo sospechoso posible, que pasó a lo lejos y de madrugada por aquella cámara a solo 37 segundos de que el teléfono de la joven desaparecida se conectara a la antena mencionada.

Los agentes encargados del caso pidieron orden judicial para analizar las grabaciones de la gasolinera. Pero lo que allí se veía era imposible de descifrar a simple vista. Era noche cerrada cuando el coche pasó cerca de la estación de servicio a gran velocidad, y la cámara era un modelo antiguo que no estaba pensado para captar imágenes tan lejanas, ya que simplemente cubría la puerta de uno de los aseos. Y para eso, era más que suficiente.

La calidad de las imágenes era tan mala que los expertos audiovisuales del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil no pudieron hacer nada por mejorarlas. Con aquellas imágenes no había manera de saber nada concluyente del vehículo. Así que estaban como al principio. Con la certeza de que ese coche era el que transportaba a la chica, pero sin capacidad para saber ningún dato más del vehículo, más allá de la mancha de luz.

Fue entonces, el 20 de julio de 2017, cuando los agentes decidieron pedir ayuda a terceros y acudieron a ISV, una empresa especializada en investigación de accidentes con sede en Pontevedra. Lo primero que hicieron fue firmar con ellos un acuerdo de confidencialidad que garantizara el absoluto secreto de sus pesquisas. Y solo después de la rúbrica pusieron sobre la mesa los datos que señalaban al coche. Aquella mancha en la lejanía que pasó a llamarse en los informes “vehículo indubitado”.

Los peritos de la empresa pontevedresa necesitaban más datos con los que comparar. Así que tuvieron una idea. El 1 de agosto de 2017 los guardias civiles circularon delante de la misma cámara con tres coches cuyas características y dimensiones eran perfectamente conocidas por los especialistas de ISV: un Citroen C5 modelo berlina, un BMW X5 y un Renault Megane. Así cubrían prácticamente todas las gamas de utilitarios del mercado. Además, pasaron después con un Nissan Patrol, un Renault Traffic y un Citroen Xsara Picasso para aumentar la muestra.

Así, los agentes tomaron la incorporación a la AG-11 en la salida sur de A Pobra do Caramiñal y pasaron delante de las cámaras tanto de madrugada como con luz diurna para darle las imágenes a los peritos.

El 21 de septiembre de 2017, el informe arrojó las primeras conclusiones. Con los datos sobre la mesa, era imposible saber la marca y modelo del coche. Pero sí era posible saber sus dimensiones, tras comparar la macha que ocupaba en la imagen con la que dejan el resto de los vehículos de cotejo. Así, el informe parcial remitido al juzgado explica que el “vehículo dubitado” sería de 4,8 metros de largo y 30 centímetros. Pero sin especificar todavía ni marca ni modelo.

Hay otro detalle. El estudio de las luces en la imagen determina que hay una parte en la que, la morfología del vehículo no permite ver las luces traseras de forma normal. Fue la primera pista de que el coche en el que fue trasladada Diana Quer era en realidad un modelo ranchera, y por eso las luces aparecían más separadas de lo normal en la imagen.

Habían pasado ya dos meses desde que la Guardia Civil pudo acceder al contenido del móvil de Diana Quer y los investigadores seguían sin tener claro el modelo del coche. Pero tenían un sospechoso. Los datos del teléfono habían arrojado una luz más. Solo un coche pudo transportar a Diana según los datos de su móvil, pero solo una persona pudo además estar con ella en todos esos momentos.

Entre miles de líneas investigadas, solo la de un natural de la zona, llamado José Enrique Abuín, coincidía casi de forma exacta con el trazado hecho por el móvil de Diana. Eso acotó al máximo la búsqueda y el 3 de octubre de 2017 la Guardia Civil circuló de nuevo por delante de la cámara de la gasolinera de la autopista.

El equipo de investigación consultó las bases de datos y le pidió a su titular un Alfa Romeo modelo 166 2.4 JTD en color gris metalizado. Un coche idéntico al que en algunas ocasiones utilizaba El Chicle. Los agentes circularon ante la cámara en distintas condiciones lumínicas y a distintas velocidades. Tomaron seis muestras concretas y llevaron de nuevo las imágenes a los peritos.

El 23 de noviembre de 2017, los expertos de ISV certificaron que el “vehículo de control (Alfa Romeo 166) se corresponde exactamente con las cotas de distancia entre faros y pilotos traseros, altura de faros y altura de pilotos traseros del vehículo” que aparecían en las imágenes de la gasolinera la noche que desapareció Diana Quer.

De esta manera los investigadores de la UCO pudieron aportar pruebas concluyentes sobre el sospechoso que, tan solo un mes después, estaba intentando secuestrar a la chica de Boiro como ya se ha comentado.

Resumen: Recopilación de los días más significativos durante la desaparición

Para acabar dedicaré este apartado a comentar brevemente cómo se vivieron cada uno de los días más significativos de la investigación desde el punto de vista de la prensa (las noticias que pudimos leer los ciudadanos de a pie en su día) que, como podréis comprobar, hay datos que inventa completamente exclusivamente para generar expectación sobre el caso:

2016

22 de agosto. Diana no llega a dormir

A la joven Diana Quer se le pierde la pista cuando volvía al chalé familiar en A Pobra do Caramiñal tras ir a las fiestas del pueblo. Su madre, Diana López-Pinel, asegura que habló por última vez con ella a las 1:21 para preguntarle si iba a buscarla. Diana le contestó que no hacía falta y que regresaría en un rato, pero por la mañana no había rastro de ella en su habitación. Las primeras indagaciones apuntan que fue vista sobre las 02:30 andando por el paseo marítimo de A Pobra. Según la investigación, el último whatsapp que envió fue a un amigo suyo de Madrid a las 02:43.

23 de agosto de 2016. Comienza la búsqueda

Policía Local, voluntarios de protección civil, familiares y amigos comienzan la búsqueda en A Pobra, Porto do Son, Boiro y Ribeira tras formalizar la madre la denuncia por desaparición.

24 de agosto. La familia piensa en secuestro

La familia de Diana cree que se trata de una “retención ilegal”. Sus padres, que están divorciados, aparecen juntos ante la prensa. La Guardia Civil pide colaboración en las redes sociales.

25 de agosto. La carta de Valeria

Los investigadores mantienen todas las hipótesis abiertas y utilizan perros en la búsqueda. Valeria, la hermana de Diana, escribe una carta en Facebook en la que pide que vuelva a casa “sana y salva”. “Si apareces te juro que te mato, te mato con todos los besos y abrazos que no te he dado”, escribe Valeria.

26 de agosto. La pista de los feriantes

El delegado del Gobierno, Santiago Villanueva, explica que todas las líneas de investigación están abiertas y que la búsqueda está centrada en A Pobra, ya que las últimas informaciones sitúan a Diana en la zona donde los feriantes tenían instaladas sus barracas y ella mandó un WhatsApp a una amiga contándole que uno le había dicho “Morena, ven aquí”.

29 de agosto. Salió sin DNI ni tarjetas

La Infantería de Marina se une a la búsqueda. El caso está bajo secreto de sumario, pero se filtra que Diana no se llevó su DNI, lo que convence a la familia de que no se fue voluntariamente.

30 de agosto. Ni fuga ni secuestro

El padre de Diana declara que para la Guardia Civil “hay dos líneas que pierden mucho peso”: la fuga voluntaria y el secuestro a cambio de una recompensa.

31 de agosto. Investigación en Madrid

La Guardia Civil toma declaración en Madrid a varias personas del entorno de Diana, dado que la joven vive en Pozuelo y estudia en Boadilla.

1 de septiembre. La madre pierde la custodia de Valeria

Juan Carlos Quer, el padre de Diana, confirma que un juzgado ha retirado la custodia de Valeria, su hija pequeña de entonces 16 años, a su madre. Una decisión que llega “muy muy tarde”.

6 de septiembre. Diana subió a un coche

Gracias al análisis de la posición de su móvil, la Guardia Civil infiere que Diana se movió en coche poco antes de las 04:00 del 22 de agosto. Después, el móvil se apaga. Tras haber mantenido otra versión, su madre admite que el día de la desaparición pudo pasar por casa a cambiarse de ropa sin que ella se diese cuenta porque estaba dormida. La Guardia Civil ya lo sospechaba.

12 de septiembre. Interrogatorio a la madre

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil interrogan a la madre de Diana durante varias horas en su domicilio. Fuentes de la investigación aseguran que hay inconsistencias en su testimonio.

23 de septiembre. La Guardia Civil activa el móvil

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, confirma que la Guardia Civil ha activado el móvil de Diana Quer para “acceder a la información” que contiene el aparato.

28 de septiembre. Testigos la vieron en Lugo

Varios testigos vieron a la joven en un restaurante y una librería de los concejos de Castroverde y Pedrafita (Lugo) a mediados de septiembre acompañada de un hombre mayor que ella que hablaba en inglés (esta línea de investigación no encaja ni tiene ningún sentido para la posterior resolución del caso).

27 de octubre. Un mariscador encuentra el móvil

Después de meses de escasos avances en la investigación, un hombre que buscaba berberechos bajo el puente de la autovía de O Barbanza en Boiro encuentra el teléfono móvil de la joven, un iPhone 6 de color blanco, muy cerca del lugar en el que se captó la última actividad del aparato.

10 de noviembre. “Al menos un sospechoso”

Fuentes de la Guardia Civil apuntan en que hay “al menos un sospechoso”: el conductor del vehículo en el que supuestamente se subió la joven y con el que llegó a Taragoña, lugar en el que se perdió su rastro.

2017

7 de abril. Detenida la hermana por amenazar a la madre

Diana López Pinel llama a la policía para denunciar que su hija Valeria, de 17 años, está fuera de sí y la amenaza de muerte con un palo. La menor es detenida e interrogada y queda en libertad horas después.

19 de abril: El juez archiva la causa

El juez instructor Félix Isaac Alonso levanta el secreto y acuerda el archivo provisional de la causa “por no existir indicios suficientes para dirigir el procedimiento frente a una persona determinada”.

6 de julio. Móvil desbloqueado

La Guardia Civil anuncia que ha desbloqueado el iPhone 6 de Diana que un mariscador encontró el 27 de octubre de 2016 en una ría en las inmediaciones del muelle de Taragoña, en la localidad coruñesa de Rianxo. El logro se atribuye a la empresa israelí Cellebrite, que evita confirmarlo.

22 de agosto. Reconstrucción de los últimos pasos

Un año después de la desaparición, los investigadores regresan al punto en el que se perdió la pista de Diana para tratar de reconstruir sus últimas horas. La única certeza que tienen tras meses de investigación es que ha sido un acto planificado por terceras personas en un terreno conocido para ellas.

29 de diciembre. Detenido el principal sospechoso por otro caso

El intento de secuestro de una joven supuestamente perpetrado por el principal sospechoso de la desaparición de Diana Quer, contra quien no se pudieron reunir pruebas, abre una nueva vía de resolución del caso.

31 de diciembre. La Guardia Civil localiza el cadáver de Diana Quer

La Guardia Civil ha localizado el cadáver de Diana Quer, la joven madrileña desaparecida en agosto de 2016, después de que José Enrique Abuín Gey, alias El Chicle, haya confesado el crimen. Según informan fuentes policiales, El Chicle ha señalado a los agentes el lugar donde abandonó el cuerpo, en la parroquia de Rianxo (al sur de la provincia de A Coruña).

2018

1 de enero. Prisión incomunicada y sin fianza para El Chicle

El autor confeso de la muerte de la joven madrileña es trasladado a la cárcel de Teixeiro (A Coruña) para cumplir prisión provisional incomunicada y sin posibilidad de fianza. La juez de guardia lo considera sospechoso de la detención ilegal y el homicidio doloso de Diana Quer. El arrestado se negó a declarar ante la magistrada de guardia.

2 de enero. La Guardia Civil no descarta más denuncias de agresiones

Después de la detención de José Enrique Abuín, las autoridades policiales comenzaron a rastrear en busca de pistas de antiguos casos de agresiones sexuales sin resolver de tiempo atrás; en concreto, entre el año 2005 —año en que fue denunciado por su cuñada por una supuesta violación— y agosto de 2016, fecha de la desaparición de Diana Quer.

4 de enero. El Chicle se niega a declarar por segunda vez

El juez Félix Isaac Alonso, titular del juzgado de Instrucción 1 de Ribeira, ratifica la prisión incomunicada y sin fianza y atribuye a Abuín los presuntos delitos de detención ilegal y “homicidio o asesinato” contra la libertad sexual de Diana Quer. Abuín se negó a declarar nuevamente como ya hizo en la comparecencia del 1 de enero. Sin embargo, su esposa sí contestó a todas las preguntas del magistrado.

11 de enero. La autopsia revela que la joven murió estrangulada

Diana Quer murió estrangulada, según el informe preliminar de la autopsia, que descarta que fuera atropellada de manera accidental. El estudio concluye inicialmente que la muerte se produjo por estrangulamiento, aún no se ha podido determinar si este fue ejecutado con las manos o con una brida como las que aún ataban las manos de la joven cuando su cadáver fue rescatado el pasado 31 de diciembre de un aljibe de una nave abandonada en Rianxo.

Documental-resumen de la resolución del caso realizado por RTVE

Vídeo-resumen de la resolución del caso Diana Quer emitido por Informe Semanal en La 1 en donde se explica gran parte del proceso de la investigación desde un punto de vista más cinematográfico y sin tanta terminología técnica.

Fuente del vídeo | RTVE